Gestión y control de indicadores del desempeño de contenidos

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Gestión y control de indicadores del desempeño de contenidosAlcance, engagement, conversión. Definición de los “KPI’s”, (indicadores calve de desempeño) que permitan la evaluación constante de nuestro trabajo.

Si queremos estar seguros de que nuestros contenidos están cumpliendo con los objetivos tenemos que realizar un seguimiento continuo de aquellos datos que nos indiquen si su desempeño es el adecuado. ¿Cómo empezar a organizar la gestión y control de indicadores del desempeño de contenidos?

Desde los datos más básicos de alcance y procedencia, que podemos obtener con las herramientas gratuitas de métrica y analítica, hasta la identificación de patrones; los informes de seguimiento tienen que ser una herramienta de consulta diaria que permita realizar ajustes en tiempo real y optimizar las decisiones tácticas.

El problema, cómo siempre, es por dónde empezar.

Algunos autores engloban la analítica en tres bloques generales que nos pueden ayudar a contextualizar los datos. Métricas comerciales, métricas tácticas y métricas de marca. Pero deberemos empezar por cinco tipos de datos: de alcance, de referencia, de engagement, de difusión y de conversión.

Estas son las métricas más básicas que deberemos controlar para tener una visión real del retorno que estamos obteniendo de nuestro esfuerzo:

– Métricas de alcance: el número de visitas únicas que han visto esa página.

– Métricas de referencia: que nos permitan saber desde qué enlaces nos están llegando las visitas y qué palabras están utilizando para encontrarnos. ¿Son las palabras que nos identifican? ¿Son las palabras que queremos que estén asociadas a nuestro negocio?

– Métricas de engagement: aunque estos datos tienen que ser analizados muchas veces dentro de un contexto, nos hablan sobre la calidad de nuestros contenidos y el compromiso “emocional” que el lector tiene con el contenido que hemos creado. Serán las páginas vistas, el tiempo de permanencia y la tasa de rebote, las métricas más evidentes en este sentido.

– Métricas de difusión: las que nos ayudan a saber el recorrido y la vida que nuestro contenido ha tenido en manos de nuestros usuarios. Las más sencillas de obtener son las métricas sociales: acciones sociales (me gustas, favoritos, compartidos…) y las plataformas de referencia.

– Métricas de conversión: desde las conversiones evidentes de ingresos por ventas, hasta las conversiones secundarias como registros a una newsletter, suscripciones, descargas… son quizá las métricas más objetivas y fáciles de analizar: tipos de conversión primaria por tipo de contenido y tipos de conversión de secundaria por tipo de contenido.

A medida que tu equipo tenga la costumbre de analizar periódicamente el desempeño de su contenido, las toma de decisiones será más fluida.

Foto by clive darra Flickr Creative Commons