Audiolibros: nuevos formatos de lectura, desarrollo y distribución de contenidos

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Audiolibro-por-la-calleHe encontrado la fórmula para tener más tiempo para leer más. Llevo ya tres años totalmente fascinada por los audiolibros y he comprobado de primera mano que he leído más, concretamente el doble en los últimos doce meses con respecto al año anterior. Yo utilizo la plataforma Storytel que es una plataforma de suscripción mensual, existen otros modelos en el mercado, pero a mi este me resulta el más rentable. Hay cada vez más oferta en el mercado.

Nos falta tiempo. La vida moderna es lo que tiene. Cada vez tenemos más completa la agenda del día y nos falta tiempo para sentarnos a leer y disfrutar de un buen libro. Al menos eso es lo que dicen los últimos estudios: gran parte de nosotros ha tenido que bajar su ritmo de lectura por la falta de tiempo. Eso me pasaba a mi e incluso llevando encima un libro en papel o el libro electrónico, muchos días me encontraba con que no había encontrado un minuto para continuar mi lectura.

Yo soy lectora, muy lectora, y encontrarme con este formato de lectura me ha supuesto un cambio muy interesante en mi vida. Sigo leyendo en papel por las tardes/noches, cuando estoy en casa. Pero ahora aprovecho mucho mejor el tiempo extra que tengo a lo largo del día para disfrutar de una buena novela. Al fin y al cabo, el móvil siempre lo llevo encima. Cuando cambio de vagón en el metro, no tengo que cerrar el libro, sino que continuo mi lectura. Cuando salgo a la calle, no tengo que cerrar el libro, sigo la historia sin problema. Cuando paseo al perro, cuando salgo a hacer deporte, ¡en el coche! (¿sabes la cantidad de horas que paso a veces en atascos?) … De pronto es como si tuviera muchísimo más tiempo. Y la experiencia de un libro narrado es algo fantástico.

Audiolibros

Los audiolibros no hacen más que recoger un formato al que todos estamos muy acostumbrados desde pequeños, la narración, y además es algo tremendamente natural para el ser humano: contar historias. Lo bueno de este servicio es que realizan una selección con mucho atino en cuanto a contenido y tienen una producción de muy buena calidad.

Aunque en España el crecimiento de los audios en castellano ha sido exponencial en los últimos años, aun queda recorrido para que sea algo tan habitual como lo es en los países nórdicos o en Estados Unidos. Justo hace unos días descubría unas declaraciones de Stephen King sobre sus lecturas en este formato y asegura que un buen número de sus “lecturas anuales” se realizan en audiolibros.

Si te gustan los libros y aun no conoces este formato, tienes que darle una oportunidad. No en vano, es el formato que ha mostrado el mayor crecimiento del mercado en los últimos años y también demuestra su buena salud el que la oferta de audiolibros en Español haya crecido un 50% en los últimos doce meses.

audiolibros-formato digital-literatura Escuchar también es leer

Si. No os lo voy a negar. Me encanta el olor de los libros nuevos y de los libros viejos y el tacto y la sensación de abrirlos por primera vez… Pero es que no se trata de sustituir una cosa por otra, sino de complementarse. Como humanos, debemos una parte muy importante de nuestro crecimiento en sociedad a la capacidad de transmitir historias de forma oral.

Según los especialistas, el cerebro humano se alimenta muy bien con las historias (casi mejor que con los datos sueltos). Las historias narradas son herramientas muy eficaces para el aprendizaje ya que al escucharlas el oyente se siente implicado y se aumenta la capacidad de recordar y de imaginar nuevos entornos. Además sirve para ejercitar otras cualidades como la empatía. Es por esto que el storytelling está tan de moda. Escuchar una narración ayuda a los más peques a aprender a leer más rápidamente y se mejora la comprensión lectora.

Contar historias, decía Eurípides da el poder de comunicar y transportar a alguien a cualquier lugar que te deje una historia.

Personalmente creo que es altamente recomendable. La sensación de estar inmerso en una historia mientras, por ejemplo, voy a la oficina, es algo que no había experimentado con un libro en papel (siempre abriendo y cerrando para llegar allí de una pieza :O). Así que os animo a todos a que lo probéis y me contéis qué os ha parecido.

¡Larga vida al audiolibro!